(Atención) Hoy se escribe nuevo capitulo en la historia del béisbol RD

Ramón Ferrer, de Monte Plata, hará historia este viernes cuando habrá de convertirse en el primer árbitro dominicano en laborar en Grandes Ligas.

Ramón Ferrer, de Monte Plata, hará historia este viernes cuando habrá de convertirse en el primer árbitro dominicano en laborar en Grandes Ligas.

El béisbol de República Dominicana escribirá desde este viernes otro episodio que quedará plasmado con letras doradas en la historia de este pasatiempo, cuando Ramón de Jesús Ferrer se convierta en el primer árbitro nacido en el país que labora a nivel de Grandes Ligas.

Tras 60 años de celebrarse la llegada de Osvaldo Virgil como el primer pelotero quisqueyano en actuar en las Mayores, 33 desde que Juan Marichal inauguró el templo de Cooperstown para los dominicanos, 24 de que Felipe Alou se convirtió en el primer estratega oficial en la gran carpa y 14 de que Omar Minaya abrió las puertas gerenciales con su designación en el 200 2con los Expos de Montreal, Ferrer, a sus apenas 32 años viene a abrir la brecha a una sequía tan larga, que incluso fueron muchos los que pensaron que nunca se materializaría.

El nativo de Cacique, Monte Plata, está programado para laborar en el partido que esta noche disputarán los Tigres de Detroit e Indios de Cleveland.

“Por fin se va producir la pata que le faltaba a la mesa y que la mantenía cojeando por tantos años”, expresó ayer a Listín Diario el veterano árbitro Rafael Uribe sobre el hecho que acontecerá este viernes y que regocija a toda una nación de béisbol, que ha visto desfilar a casi 700 peloteros por la gran carpa y varios miles por los circuitos minoritarios.

“Sin dudas es un momento histórico que no solo llena de satisfacción a nuestro grupo de arbitraje, sino al país, pues el debut de Ferrer representa el mejor calificativo de que en Dominicana contamos con árbitros calificados con la capacitación de laborar al más alto nivel”, expuso Uribe, quien es supervisor del grupo de auxiliares que se desempeñan en el torneo de la Liga Dominicana de Béisbol y la Dominican Summer League.

Precisamente esta última entidad se ha encargado de que los auxiliares quisqueyanos eleven su educación en la escuela de arbitraje que primero inauguró la entidad, de la mano de Richard García y luego ha continuado Jorge Bauza. De este equipo surgió Ferrer, quien abrazó la profesión en el 2002 de la mano de Mónico Zayas, quien le brindó la primera oportunidad de actuar en diferentes ligas amateurs, entre ellas la de los pequeñones.

En el 2004 se enlistó en el programa de la DSL en la que recibió instrucciones, primero de García y luego de Bauza (coordinador de árbitros de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe y Director de Torneo de las Series del Caribe), quien se convirtió en su gran mentor.

Ferrer participó en 15 juegos en pretemporada 
“Tocando las puertas de las Grandes Ligas” había titulado Listín Diario en su edición del 21 de febrero del 2014, en un reportaje especial con el auxiliar que hoy inscribirá su nombre en la historia del arbitraje para Dominicana. Su debut acontece 46 años después de que Armando Rodríguez, cubano se convirtiera en el primer árbitro latino en laborar en las Grandes Ligas.

En la actualidad Venezuela cuenta con dos auxiliares en las Mayores, Manuel González, quien fue promovido en el 2012 y Carlos Torres, quien recibió su ascenso el año pasado.

“Esto sería un gran sueño para mí el poder en algún momento trabajar como árbitro en las Ligas Mayores y poder abrirle las puertas a un grupo de colegas con mucha capacidad y que laboran en el país”, habría expresado para la ocasión el quinto hijo del matrimonio procreado por Asia Ferrer (ama de casa) e Ireno de Jesús (agricultor).

“Me gusta su determinación y consistencia, además de la magnífica localización que tiene de la zona de strike y presencia en el campo, a pesar de no poseer una gran estatura (5´9)”, agregó Uribe, quien lo considera como un apasionado de su profesión, que no escatima esfuerzo en aprender, capacitarse con el idioma inglés con el objetivo de alcanzar el tramo final de su profesión.

Un grupo en camino
“Le abrirá las puertas a un buen grupo de árbitros que viene en camino”, añadió Uribe, refiréndose a Hadley Acosta, nativo de Samaná, quien casi seguro en junio iniciará su carrera en los circuitos minoritarios.

Ferrer ha laborado en la DSL, la LIDOM y ello le llevó a actuar en tres Series del Caribe, Mayagu¨ez 2011 (Puerto Rico), Santo Domingo 2012 (República Dominicana) y Margarita 2014 (Venezuela).

El año pasado, el nativo de Cacique, Monte Plata laboró en unos 145 partidos, de los cuales 50 fueron detrás del pentágono. Este año participó en unos 1 2encuentros durante la pretemporada, incluyendo seis como principal auxiliar.

Devenga un salario de triple A, aproximado en unos 15 mil dólares mensuales, mientras que en Grandes Ligas, los auxiliares de primer año reciben una paga de unos 125 mil dólares al año, más los viáticos y dinero para alojamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *