Como guerreros! Los Warriors remontan 22 puntos en San Antonio y se quedan con el Oeste

Los Warriors son definitivamente los dueños del Oeste. Cualquier atisbo de duda aumentó de forma alarmante en el primer cuarto, pero se disipó en la segunda parte. El equipo de Steve Kerr ganó en San Antonio 98-110 tras remontar 22 puntos de desventaja.

Stephen Curry (29 puntos, 11 asistencias y bien en el tiro) lideró la remontada sin que nada pudiera hacer el equipo local a pesar del gran partido de Pau Gasol, el mejor de los suyos ejerciendo como sexto hombre brillante. Hizo el español 18 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias en 26 minutos de acción. Con 5 de 11 en el tiro.

¡El partido arrancó con un demoledor 23-3! Solo habían transcurrido 7 minutos y parecía que todo el pescado estaba vendido. Los locales llegaron a tener una máxima ventaja de 22 puntos en el primer acto (29-7), período que finalizó 33-17 tras una canasta sobre la bocina de Andre Iguodala.

El caliente inicio de Danny Green desde el triple, unido a la brutal defensa texana y los buenos minutos de Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge parecían haber destrozado cualquier atisbo de emoción. Nada más lejos de la realidad.

Warriors se fue recuperando poco a poco, de la mano de jugadores como Curry, Iguodala o Klay Thompson, a los que luego se añadiría David West, ex de Spurs. Y ya en el segundo cuarto el equipo de Steve Kerr llegó a empatar a 45 a 3:29 del descanso tras remontar 22 puntos. En el intermedio, 57-54 y los Warriors con un serio problema con el rebote, que más tarde también remediarían.

Los Warriors defienden

A la espera de Kevin Durant y con Draymond Green desconocido, para mal, en muchos aspectos del juego, los Warriors dominaron la segunda parte. Y lo hicieron defendiendo (ahí Green sí que estuvo bien). Porque éste es un equipo con jugadores que pueden y saben defender muy bien. De hecho, el parcial tras el descanso fue de 41-56 para ganar el partido 98-110 y afianzarse en la primera posición de la conferencia.

Ahora, Warriors está con marca de 61-14 por el 57-17 de Spurs. Todo queda bastante claro.

Golden State utilizó el inicio del tercer cuarto para sentar las bases de su triunfo. Se llegó a poner con 8 de ventaja (59-67), los Spurs remontaron hasta empatar (72-72) con un gran trabajo de Pau Gasol, pero al final del tercer cuarto los visitantes dominaban 77-84. Y ya no flaquearon hasta el final.

Los números para vencer

Warriors acabó con un 51,2% en el tiro de campo, con 13 de 26 en triples y sin fallar un solo tiro libre. Dejó a los Spurs por debajo de los 100 puntos, recompuso el rebote en la segunda mitad y terminó con 31 asistencias.

A los 29 puntos de Curry, le siguieron los 23 de Klay Thompson, los 15 con 5 asistencias de West en 22 minutos y los 14 de un crucial Iguodala.

En Spurs, además de Gasol, 19 puntos de Kawhi Leonard, con 7 de 20 en el tiro, 17 más 4 tapones de LaMarcus Aldridge, 16 de Danny Green y 6 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias en 17 minutos del argentino Manu Ginóbili. Tony Parker, horrible, no anotó en los 24 minutos que estuvo en pista. La gran racha de resultados de San Antonio con los grandes no tuvo continuidad esta vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *