Empecé a ganar dinero en las apuestas ‘online’ y me bloquearon”

apuestasFélix* no quiere que se le reconozca en este reportaje. De saber quién es, su modo de vida podría venirse abajo. Es jugador de apuestas ‘online’, y después de diez años y 100.000 euros perdidos, un día, empezó a ganar. Es el cabecilla de Los Bohemiers, un grupo formado por seis familiares y amigos, y entre todos han ganado cerca de un millón de euros durante el último año. Por eso, Félix dejó su trabajo como comercial hace unos meses para dedicarse a lo que para muchos no es más que un pasatiempo. Sin embargo, las casas de apuestas no se lo ponen fácil: “Sólo les interesan los jugadores perdedores”, afirma.

Al igual que le ha sucedido a otros miembros de la versión digital de Los Pelayos, a medida que Félix empezó a perfeccionar sus métodos vio cómo las grandes webs de apuestas empezaron a bloquearle el acceso. “Si llevas un histórico de ganar bastante dinero o bien te echan de la casa de apuestas, o no te dejan apostar, o solo por cantidades ridículas”, afirma. Aunque cada una ejerce restricciones de distinta manera, el método más habitual consiste en limitar la cantidad de dinero que pueden apostar, lo que hace que el juego deje de ser atractivo.

Con dos ventanas abiertas, Félix muestra cómo una de las casas de apuestas ‘online’ más grandes de España utiliza varios de estos métodos. En un lado, con una cuenta con la que ha ganado bastante dinero, el máximo para una apuesta concreta se sitúa en los 31,25 euros. En el otro, con una cuenta “virgen”, sin usar, el límite es de 3.125 para la misma puja. 

El método que ha desarrollado Félix se basa en estadísticas y uso de grandes bases de datos que le hacen prever lo que puede pasar en partidos de baloncesto o fútbol, donde juega principalmente. “La mayoría de las casas hacen estadísticas generales, pero no tienen en cuenta las características de cada partido, que es lo que yo estudio. No es nada ilícito, simplemente estudio los antecedentes”, explica. Sin embargo, su cuenta fue restringida para participar en los mercados a los que se dedicaba, y ahora recurre a cuentas de familiares y amigos. “Las casas quieren jugadores que pierdan; que apuestan un poco y cuando ganan, lo invierten en otro partido, pero que a la larga lo pierden porque no saben”, añade.

Luis también es jugador profesional y al igual que Félix ha experimentado estos límites en prácticamente todas las casas de apuestas. Su perfil coincide con el general de los jugadores en línea: hombre de entre 18 y 45 años. Sin embargo, la media de 243 euros al año que se estima que gasta cada jugador en España se le queda corta. Gana con esta actividad unos 70.000 euros al año, trabajando mucho menos que una jornada laboral normal. Por ese motivo también abandonó su trabajo, relacionado con la estadística y los métodos predictivos, hace seis años. Él ha dado el paso de denunciar a Bet 365 junto a otros cerca de cien demandantes que aportan pruebas sobre las restricciones discriminadas a su acceso. Se están movilizando a través de la plataforma mueBETe donde dan instrucciones a todos los que quieran sumarse a la demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *