Hummel hizo historia con el nuevo kit de Afganistán

hummel_Afghanistan futbolEl deporte es capaz de cambiar el mundo a través de la competencia. Es capaz de estrechar lazos entre naciones históricamente enfrentadas. Y sobre todo, es capaz de llevar oportunidades a lugares donde la esperanza ya ha sido abandonada.

Por eso, aunque parezca trivial, la introducción del nuevo unifrome nacional de Afganistán podría ser un paso importante para muchas mujeres en el Medio Oriente que sueñan con enaltecer sus tradiciones y cumplir sus sueños a través del fútbol.

El nuevo kit es obra de la marca danesa Hummel, la cual decidió presentar la primera equipación con hiyab integrada. Para aquellos que no están familiarizados con el concepto, el hiyab es el velo que cubre cabeza, cuello y pecho de las mujeres musulmanas cuando están en presencia de un hombre que no es familia inmediata.

La ausencia de esta prenda, provocó que a a finales del siglo pasado el régimen talibán de la región prohibiera la práctica del fútbol entre las mujeres, veto que terminaría en 2001, cuando el grupo extremista fue apartado del poder.

El nuevo uniforme incluye un Hiyab diseñado para fines atléticos, el cual le permite a las futbolistas hacer apariciones internacionales cubiertas desde la cabeza hasta el tobillo. Gran parte del diseño llevó el toque de Khalida Popal, ex capitana de la Selección Nacional de Afganistán que hizo 20 apariciones con el equipo, y quien debió escapar del país por motivos de seguridad.

 

Cuando empecé a dar entrevistas y la gente me veía en la calle, me amenazaban. Me pedían que dejara de jugar futbol o sufriría las consencuencas“, contó en una ocasión la exfutbolista afgana, quien ahora radica en Dinamarca.

Ahora, como colaboradora de Hummel y activista por los derechos de las mujeres, recuerda su paso por el fútbol: “Fue un gran honor ser capitana de mi país, pero fue más grande el honor de ser un modelo y una inspiración para miles de jóvenes y mujeres de Afganistán“, comentó en la presentación del uniforme.

“Creo que la nueva camiseta muestra el gran potencial que el futbol tiene como una fuerza unificadora. Quiero creer que le hemos llevado a las mujeres de nuestro país una fresca y renovada esperanza”.

La camiseta, única en su categoría, le da la oportunidad a cientos de mujeres musulmanas para luchar por un lugar en el mundo del fútbol, sin perjudicar sus movimientos al momento de la acción.

Christian Stadil, dueño de la marca, celebró el nuevo diseño: “No patrocinamos a los equipos más grandes del mundo, pero hacemos alianzas con equipos con una historia para contar, como en este caso Afganistán: ‘Queremos asociarnos con las personas afganas en donde ellas están, y en este momento lo nuestro es ayudar a las mujeres a jugar futbol, con o sin hiyab“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *