Víctor Liz: “Si me hubieran llamado antes de Dominicana con mucho gusto juego para Puerto Rico

Ponce. Seguramente por desconocimiento, Víctor Liz pasó por debajo del radar del programa nacional de baloncesto de Puerto Rico a principios de esta década.

Nacido en República Dominicana, Liz, el líder de anotaciones de esta temporada del BSN con los Leones de Ponce, era elegible para representar a Puerto Rico. 

El escolta es nieto del puertorriqueño, Julio López.

En Puerto Rico supieron de sus raíces boricuas en el 2013, cuando su nombre fue incluido en el sorteo de jugadores de nuevo ingreso del BSN y fue reclamado por los Atléticos de San Germán. 

Para en ese entonces, Liz ya llevaba tres años en el programa dominicano. El estelar canastero dijo que hubiese jugado por Puerto Rico si hubiera sido reclutado a tiempo.

Por desconocimiento, especula Liz, nadie lo hizo en la Federación de Baloncesto local, y desde el 2010, el explosivo anotador viste el uniforme de Dominicana en torneos regionales e internacionales. 

En el 2010, Carlos Beltrán era el líder federativo y Manolo Cintrón era el técnico del combinado adulto.

En este momento, Liz hubiera sido uno de los jugadores convocados en el programa boricua con un espacio en el roster del combinado.

“Si me hubieran llamado antes de que me escogiera el equipo nacional de Dominicana con mucho gusto lo hubiese hecho (jugar por Puerto Rico)”, dijo Liz.

“Ya en ese entonces (2010), cuando estaba preparado, no había jugado aquí”, continuó Liz. “Quizás no sabían de mí. Si sabían, sabían que era un jugador dominicano. Pero no sabían que tenía descendencia boricua y que podía jugar aquí. Cuando se supo que podía jugar aquí ya era muy tarde”.

Liz debutó con los Atléticos en el 2013 y promedió 10.5 puntos con 4.0 rebotes. Luego fue canjeado a Humacao y solo jugó tres partidos en la serie regular del pasado torneo.

En el periodo muerto entonces fue canjeado a los Leones desde Humacao (ahora Isabela) por Isaac Sosa. 

Liz, a su vez, dijo que su abuelo boricua Julio López fue una figura muy relevante en su vida. “Es mi abuelo materno. Ya falleció. Cuando él se marchó de este mundo me afectó mucho. Fue una de las personas más importantes en mi vida… tanto él como mi abuela de parte de mi mamá, que era su esposa. Sacando a mi mamá y a mi otra abuela que me queda, ellos fueron las personas más importantes de mi vida”, contó Liz, quien recién cumplió 31 años.

Don Julio López no fue deportista, según contó Liz, quien agregó que sabe que tiene muchos primos López regados en Puerto Rico, aunque desconoce si son baloncelistas. “Él no era un deportista. Él era un ‘bichán’ (del anglicismo ‘big champ’), como dicen allá (en Dominicana). Era un viejo ‘bichán’, de esos viejos que les gustaba vivir su vida”, dijo.

López, de seguro, estaría orgulloso de que su nieto esté jugando en su país y que esté luciendo al punto de que será el líder de anotaciones del torneo a la conclusión de la fase regular esta noche.

Liz terminó la etapa regular con 703 puntos para un promedio de 20.1 por juego.

También se hubiera sentido orgulloso de que su nieto es uno de los sólidos candidatos para el premio de Jugador Más Valioso. Ante las lesiones de Carlos Rivera y de Ángel Daniel Vassallo, y la tarde integración del refuerzo Mike Harris, Liz sacó a flote a los Leones en la primera parte de la temporada con su consistente ofensiva en su primera temporada con el conjunto.

Liz dijo que recibirá todos los premios individuales que vengan, pero si viene el trofeo de campeón, es mucho mejor.

“Desde un principio le dije a Ponce que no venía a buscar nada individual. Si las cosas salen en el camino son por los frutos del trabajo. Dios me ha dado la bendición. He ganado títulos de anotaciones en Dominicana y en Venezuela. Siempre me conocen como un anotador y las cosas me han salido bien por ese lado”.

 

Fuente externa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *